Jueves , 22 Junio 2017

1 Reyes. Libro histórico de la Biblia

1 Reyes

Significado de 1 Reyes en la Santa Biblia

Este libro de 22 capítulos no especifica su autor pero según la tradición fue escrito por el profeta Jeremías. 1 Reyes nos continúa narrando la historia del pueblo de Israel, comenzando con la proclamación de Salomón como Rey de una nación consolidada y termina con la división de la misma en dos grandes potencias Israel y Judá. (1 Reyes 12).1 reyes

El reinado de Salomón

Salomón inicia su monarquía con un reino unificado, pide a Dios Sabiduría y esta le es otorgada, esto permitió que Israel se consolidara como una nación potente capaz de dominar al resto de las naciones, el reinado de Salomón es catalogado como la edad de oro de Israel puesto que el Rey acumulo fama y riquezas como ningún Rey lo había hecho ni lo haría de allí en adelante. Salomón  edifica el templo a Jehová tal como lo había prometido Dios a David su padre y estando Salomón en la cúspide de su reinado el pecado se apodera de él lo que trajo como consecuencia un bajón espiritual en la vida del monarca. Luego de la muerte de Salomón el reino es dividido.

 Un reino Dividido

Debido a que el pueblo no podían elegir a un Rey que no fuese el heredero del trono, Roboam como hijo de Salomón era el legítimo sucesor al reino que había sido de su padre por 40 años; sin embargo, las tribus del norte de Israel no lo apoyaron debido al descontento que tenían con el reinado de Salomón, en vez de ir a Jerusalén a proclamar según la tradición a Roboam como Rey, ellos se reúnen en Siquem y mandan a llamar a Jeroboam  de la tribu de Efraín quien junto con los representantes de las tribus del norte fueron a pedir a Roboam que su reinado fuese menos severo, Roboam se niega a dicha petición y esto trae como consecuencia la división en dos naciones potentes, al norte Israel con 10 tribus y Jeroboam como Rey  y al sur Judá con 2 tribus y Roboam como Rey.

Versículo Destacado

Y le dijo Jehová: Yo he oído tu oración y tú ruego que has hecho en mi presencia. Yo he santificado esta casa que tú has edificado para poner mi nombre en ella para siempre; y en ella estarán mis ojos y mi corazón todos los días. 1 Reyes 9:3

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*