¿De que trata el libro Génesis de la santa biblia?

El libro Génesis es el primer libro de la santa biblia y el primero de los libros del pentateuco.

Génesis quiere decir Origen; pero no hay que buscar en los primeros capítulos un documento científico sobre los orígenes del universo o sobre un pecado que cometió el primer hombre; en cambio si encontraremos en forma de imágenes todo lo que es importante para nosotros.

El libro Génesis de la santa biblia tiene tres partes principales:

Primera parte:

genesisLos capítulos del 1 al 11 tratan de establecer un nexo a lo largo de los enormes períodos que transcurrieron desde la creación del universo hasta los primeros padres de la fe, cuyos nombres quedaron en la memoria empezando por Abraham. Personajes de leyenda como Caín, Lamec, Henoc, Noe, protagonizan las grandes experiencias de la humanidad. Las genealogías nos llevan desde la primera pareja, Adán y Eva, hasta la nueva pareja escogida por Dios, Abraham y Sara.

Segunda parte:

La segunda sección presenta en dos partes las historias de los antepasados de las tribus que formaría un día el pueblo de Israel. Los capítulos 12 al 14 se refieren a Abraham; los capítulos del 25 al 36 a Isaac y Jacob; quienes erán personajes nómadas que ya creían en un Dios cercano y en el que se podía confiar, el “Dios de mi padre”.

Tercera parte:

La tercera parte es la historia de José, en donde se proyecta la luz sobre las tragedias que entretejen la existencia humana. Los seres humanos necesitan un salvador, y la salvación les vendrá justamente por intermedio de aquellos que han perseguido y rechazado.

Ahora bien, ¿quien escribió el Génesis?génesis de la biblia

La aglomeración de tribus nómadas que no sabían leer ni conocían la escritura iban llevando consigo el recuerdo de sus antepasados y el recuerdo de señales que Dios había realizado en su favor y sus tradiciones se transmitían oralmente. Al establecerse esas tribus en Palestina, poco a poco fueron creando una nueva cultura entorno al rey iban fijando por escrito las leyes y las creencias del reino. Y así en el siglo X antes de Cristo, un escritor desconocido, comúnmente llamado el yavista, se propuso a redactar una historia del pueblo de Dios, mostrando cómo el plan de Dios se había desarrollado desde los orígenes hasta la monarquía gloriosa de David y de Salomón, en que según parecía, se habían cumplido las promesas de Dios a Abraham.

El yavista puso por escrito los recuerdos y leyendas referentes a Abraham y su familia que los israelitas se habían transmitido de padres a hijos. Para hablar de tiempos anteriores utilizó en parte la literatura de los Babilonios y sus poemas referentes a la primera pareja y al Diluvio, pero los transformó profundamente para que expresaran la visión de que el mundo que procedía de su fe.

Posteriormente el relato fue completado con otras tradiciones, repitiéndose a veces los mismos hechos, que son fácilmente identificables porque nombran a Dios como Elohim, mientras que el primer relato habla de Yavé, el nombre revelado a Moíses. Por eso se habla de relatos eloístas (de Elohim) y yavistas (de Yavé).

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*