Eclesiastés – Libro poético de la Biblia

 Significado de Eclesiastés en la Santa Biblia

Salomón luego de haber alcanzado sabiduría, riquezas, fama, prestigio, mujeres, respeto, entre otras cosas, aparta su corazón de Dios y en una lucha constante por alcanzar la felicidad un día se detiene a pensar y comienza a buscar el verdadero sentido de la vida. A través de un monologo distribuido en 12 capítulos el rey plasma cada una de las vivencias y pensamientos desde una perspectiva humana, llegando a la conclusión de que todo en la vida es vanidad lo que quiere decir pasajero o no duradero y que fuera de Dios es imposible alcanzar la verdadera felicidad.

Principales Enseñanzas

El libro tiene dos grandes enseñanzas, la primera la encontramos descrita en el versículo 2 del primer capítulo “Vanidad de vanidades, dijo el predicador; vanidad de vanidades, todo es vanidad”.  A lo largo de los primeros 11 capítulos el predicador menciona la palabra Vanidad 37 veces, haciendo referencia a la transitoriedad de las cocas en esta vida. El escritor intenta mostrar a través de su propia experiencia que todo lo que el hombre puede alcanzar durante su paso por esta vida es pasajero.

Una segunda enseñanza la encontramos en el capítulo 12 haciendo énfasis en el versículo 13 “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre”. Salomón había saboreado la felicidad y la plenitud que se haya en el temor de Dios, y las bendiciones que trae el guardar sus mandamientos; por esta razón hace un recuento de todo lo que había sido su vida sin Dios catalogándola como Vanidad,  y recuerda que su TODO realmente lo había alcanzado estando en la presencia de su Creador. “Acuérdate de tu creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento”. Eclesiastés 12:1

Un Análisis Particular

Todo hombre nace con un vacío, el cual intenta llenar con los diferentes logros que este puede alcanzar en cada etapa de su vida; sin embargo, cada vez que alcanza algo se da cuenta que la necesidad de llenar ese vacío sigue allí. Hasta que el hombre no se dé cuenta que ese vacío es tamaño Dios y lo llena con el único que encaja en el no alcanzara el TODO que tanto anhela.

eclesiastes

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*