Martes , 15 Agosto 2017

Parábola de la lámpara y de la medida

“Jesús les dijo también: ‘Cuando llega la luz, ¿debemos ponerla bajo un macetero o debajo de la cama? ¿No la pondremos mas bien sobre el candelero? No hay cosa secreta que no deba ser descubierta; y si algo ha sido ocultado, será sacado a la luz. El que tengo oídos para escuchar, que escuche’.la luz sera revelada

Les dijo también: ‘Presten atención a lo que escuchan. La medida con que ustedes midan, se usará para medir lo que reciban, y se les dará mucho mas todavía. Sépanlo bien: al que produce se le dará mas, y al que no produce se le quitara incluso lo que tiene.'”Evangelio de San Marcos  (Marcos 4, 21-25)

Las parábolas de Jesús mas que enseñar, sugieren. Recuerdan un orden de la naturaleza, olvidado con frecuencia. Esta parábola dice que la luz será revelada, es decir que Jesús será revelado. La luz es confiada a los discípulos, quienes pueden ponerla de manifiesto o esconderla, pero hagan lo que hicieren, se manifestará igualmente con o sin ellos.

La medida con que ustedes midan se usará para medir lo que reciban, es decir, que si empiezan a poner en práctica lo que han escuchado, recibirán de Dios nuevas fuerzas y conocimientos.

Hay que entender que la palabra “tener” en el sentido de un árbol que “tiene” frutos. El sentido por lo tanto es: al que produce se le dará.

Se le quitará… Aquí no hay que limitar el sentido, porque las sentencias de Jesús pueden verificarse de mil maneras. El que no hizo fructificar los dones de Dios será víctima de una caída que lo llevará a donde nunca creyó que llegaría; y esto vale tanto para las colectividades como para las personas. Pero detrás de la idea de que se le quitará lo que tiene está la certeza de que el plan de Dios se realizará igualmente.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*