Jueves , 22 Junio 2017

Que es la Fe? Significado de fe en Dios

La fe es la respuesta libre del hombre a DIOS, pero la fe no es un acto aislado ya que nadie puede creer solo así como nadie puede tener la viada solo. Nadie se da la fe asimismo, así como nadie se da la vida asimismo. Es por esto que debemos transmitir nuestra fe a los demás para ser un eslabón en la gran cadena de creyentes, por mi fe contribuyo a mantener la fe de los demás.

La fe es una gracia. La fe es un don de Dios, una virtud sobrenatural infundida por el. «Para dar esta respuesta de la fe es necesaria la gracia de Dios, que se adelanta y nos ayuda, junto con los auxilios interiores del Espíritu Santo, que mueve el corazón, lo dirige a Dios, abre los ojos del espíritu y concede “a todos gusto en aceptar y creer la verdad”»

También te puede interesar DIOS es único

La fe es un acto humano. Creer es un acto autenticamente humano. Así como creemos lo que otras personas nos dicen sobre sus intenciones, tal como sucede cuando un hombre y una mujer se casan para entrar en comunión mutua debemos, de igual manera, entrar en comunión con Dios.

Dios

La fe es directamente proporcional a la inteligencia. Dice San Agustín “Creo para comprender y comprendo para creer mejor”. La fe no radica en el hecho de que las verdades reveladas sean comprensibles a la razón natural. «A pesar de que la fe esté por encima de la razón, jamás puede haber contradicción entre ellas. Puesto que el mismo Dios que revela los misterios e infunde la fe otorga al espíritu humano la luz de la razón, Dios no puede negarse a sí mismo ni lo verdadero contradecir jamás a lo verdadero» (Concilio Vaticano I: DS 3017).

La fe es libre y voluntaria. Nadie está obligado a tener fe. Es un acto voluntario. La fe no se impone, se profesa.

Todos necesitamos de la fe. Es una condición humana tener fe

La fe es perseverante. La fe es un don gratuito que Dios da al hombre, sin embargo podemos perder la fe. Debemos cultivarla, alimentarla y pedirle a Dios que la aumente.

La fe es el comienzo de la vida eterna. La fe puede ser puesta a prueba, las malas experiencias como el mal o el sufrimiento, injusticias, robos, muertes parecen contradecir nuestra fe, haciéndola estremecer y llegar a dudar de ella. Es entonces cuando debemos acudir frecuentemente a la iglesia y a la oración para mantener nuestra fe.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*