Sacramentos de compromiso

Los sacramentos de compromiso son 2 de los 7 sacramentos de la iglesia católica y corresponden a todos los momentos importantes del católico en la vida cristiana, dan nacimiento y crecimiento, curación y misión a la vida de fe de los cristianos.

En esta oportunidad nos enfocaremos en los sacramentos de compromiso que son:

Estos son:

1. El Sacramento de la orden

Jesucristo fundó la Iglesia como comunidad de alabanza y acción de gracias, de vida y de gozo en compartir. Es la comunidad de quienes están reconciliados con Dios por medio de su Señor Jesucristo. Todo bautizado y confirmado participa del sacerdocio de Cristo. Por eso se habla del sacerdocio bautismal. Cada uno de nosotros participa de la misión de Jesucristo, según su propia vocación. Todo cristiano y toda cristiana es, en Cristo, sacerdote, profeta y rey.

Sacerdote porque se ofrece a sí mismo y a todos sus hermanos a DIOS; Profeta porque es testigo de DIOS y de su Buena Noticia y Rey porque trabaja por el perfeccionamiento total de la creación según el designio de DIOS.

Para que la Iglesia sea realmente el Cuerpo del que Cristo es la Cabeza (Col 1,18) es preciso que Cristo-Cabeza esté visiblemente presente en su iglesia, incluso después de su Ascensión a los cielos, cuando quedamos privados de su presencia sensible.  Esto se realiza por el sacerdocio ministerial que representa a Cristo, es decir, lo hace presente. Los ministros elegidos entre la comunidad de los fieles están al servicio de ésta, son servidores del sacerdocio común del desarrollo de la gracia bautismal de todos los cristianos.

El ministerio sacramental en la Iglesia tiene tres niveles: los obispos, los presbíteros y los diáconos.

Los obispos

La palabra obispo proviene de la palabra griega episkopos que significa Guardian. El Obispo es sucesor de los apóstoles. Recibe la plenitud del sacramento del Orden por una efusión especial del Espíritu Santo, en virtud de la consagración realizada por la oración y la imposición de manos de otros obispos. El obispo gobierna una diócesis. El primero de ellos es el obispo de Roma, el Papa.

Los presbíteros

Del griego presbyteros que significa Anciano. Son ordenados por el obispo para ser sus colaboradores especialmente en el anuncio del evangelio y la celebración de los sacramentos. La mayor parte de ellos dirigen una parroquia (parte de una diócesis) y cuidan de ella.

Los diáconos

Del griego diakonos que significa Servidor. Son consagrados al servicio de la comunidad para hacer servicio de caridad, servicio de la oración comunitaria, servicio de la Palabra y de la catequesis. Corresponde a los diáconos la distribución de la Eucaristia, administrar el Bautismo, bendecir la celebración del Matrimonio y presidir las exequias.sacramento-de-compromiso

2. Sacramento del Matrimonio

Cuando un hombre y una mujer se encuentran, se aman y quieren vivir juntos, deben prepararse. Es el noviazgo, escuela de vida y de castidad, tiempo de gracia durante el cual profundizan en su proyecto de compromiso en el Matrimonio. En el sacramento del Matrimonio, se prometen fidelidad para toda la vida, dando libremente su consentimiento, este consentimiento es el que constituye el Matrimonio. Su amor humano es transformado interiormente por el mismo amor de DIOS, de modo que se dan el uno al otro este amor de DIOS y se santifican mutuamente. Esta promesa se hace en público, ante la comunidad eclesial y ante el sacerdote.

La unión de los esposos se sella con su donación mutua: se convierten en un solo cuerpo y una sola alma, para lograr así su plenitud y felicidad.

El matrimonio es una unión para toda la vida. Jesús dice “Lo que DIOS ha unido, que no lo separe el hombre” Esto es difícil porque no hay garantía de que la relación tenga éxito, el amor puede desmoronarse en medio de enfermedades y desgracias. El sacramento del matrimonio no debe ser un recuerdo de tiempos felices. Este puede renovarse, para obtener la fuerza del perdón, el apoyo en la prueba, el gozo de la felicidad.

Hay matrimonios que fracasan y los cristianos deben confiar en que no pierden el amor de DIOS ni el amor dela Iglesia de Cristo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*